valoryprecio
 

Pasapiseros


Pasapiseros, estos alegres especuladores inmobiliariosPasapiseros y la burbuja inmobiliaria española

Especulador inmobiliario de baja alcurnia y faltado de toda ética, inexplicablemente socialmente aceptado y laureado por algunos indigentes mentales del país y visilleras de pro. El pasapisero se dedicó  a comprar múltiples pisos en construcción a la vez durante la fase de hinchamiento de la burbuja inmobiliaria española.  El pasapisero no tenía la intención y tampoco la posibilidad de poderlos pagar.  "Compré a 100.000 y vendí a 120.000 en 6 meses".

 

 

La estrategia del pasapisero

La estrategia del pasapisero para ganar sacas de dinero se basaba en comprar /reservar pisos sobre plano o en fases iniciales de construcción  pagando solo la entrada para pagar el piso y esperaba a que se construyera para a su término revenderlo por un importe muy superior al que él pago un par de años atrás, ya que en plena burbuja los pisos subían un 10% anual de media  o más.   El pasapisero vendía con beneficio al llegar los primeros plazos de la hipoteca ya que en la mayor parte de los casos no tenía la capacidad financiera para afrontar tales pagos.  Era vital el encontrar a un pepito y visillera que comprasen el piso por un importe muy superior al que el compro/reservo unos meses o años atrás, cosa que les resultaba fácil.

Dar el pase, el método pasapisero

De esta reventa se le denominaba como •”Dar el pase”, de aquí surge el termino pasapisero.  A mayor riesgo financiero de la operación, más pisos se podían comprar a la vez y más beneficio rápido y sin trabajo se obtenía.  Por lo cual al pasapisero le interesaba comprar muchos y muchos pisos a la vez aún estando seguro que no podía pagar enteramente ni uno de ellos. A más apalanque de la operación mayores beneficios potenciales.

Pasapiseros al paredón

No existen guillotinas suficientes en España para agradecer la aportación  de los pasapiseros a la economía productiva española  y a la burbuja inmobiliaria Española.  El pasapisero aporta Cero producción, todo especulación e inconsciencia financiera basada el crédito fácil, en el que los pisos hipotecados se utilizaban como garantía para pedir nuevos créditos.

Pasapisero, enemigo público

Los pasapiseros tuvieron desigual suerte en 2007 al estallido de la burbuja inmobiliaria. Algunos que se retiraron a tiempo pudieron salir del negocio y vivir lujosamente gracias a su especulación, dejando un rastro de precios burbujeados y cadáveres financieros alocadamente hipotecados. Otros pasapiseros, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria  quedaron con múltiples pisos que no podían pagar y no podían vender al no encontrar visilleras que les comprase el piso a un precio superior y hoy son alegres cadáveres financieros. Por muchos pasapiseros que quedasen en la ruina, nunca podremos alegrarnos de que quedasen los suficientes. Les recuerdo que la constitución española prohíbe especular con derechos fundamentales  y la vivienda es uno de ellos (Artículo 47), por lo que el pasapisero debe de ser declarado enemigo público cuando los políticos encuentren tiempo para legislar entre operación y operación inmobiliaria a título personal.

 

Escribir un comentario

Los comentarios se someten a un proceso de revisión para evitar spam y/o mensajes ilegales. Por este motivo no se publican inmediatamente. No se censura opinión. Disculpen la molestia.