valoryprecio
 

La luna de miel del gobierno y los bancos


La boda real de los visillos rosas entre políticos y banqueros.

Articulo actualmente en edición. Hoy es un día de alegría, tantos años esperando a que los Bankeros decidieran contraer matrimonio con el estado .Por fin llegó el gran día, todo está dispuesto.

La dote del gobierno.

Invitados a tal bodorrio los contribuyentes españoles, llenos de felicidad, pagaran por el cubierto con los recortes a sus sueldos y bonitos sobres llenos de billetes de felicidad.

Tras la dolora resaca de la despedida de soltero de los banqueros, en las que la vaselina corrió a raudales, llegó el día de la boda.

Los banqueros de bankia entran al bodorrio en último lugar y vestidos de blanca princesa, suena la música de Ave María de David Bisbal.

Suenan las campanas, el obispo está preparado para cumplir con su deber de unir en santo matrimonio para toda la vida, en la quiebra en lo malo (que no en lo bueno), a los gobierno, que viste de smoking.

Los anillos, en forma de ceros del FROB, certifican en enlace, la prensa interancional retrata con todo lujo de detallas las lágrimas de emoción de nuestro Emilio, que llora emocionada en primera fila.

Al salir del bodorrio real, las buenes gente del pueblo les estan esperando con caras de alegría e inmensa felicidad a la vez que les tiran billetes de 500 impregnados en polvos mágicos.

La despedida de soltero de los bancos.

La última orgia de los bancos cómo solteros fue una fiesta del ladrillo en la que el champán corrió a raudales entre los numerosos invitados: Promotores, políticos de todos los colores, hayuntamientos, concejales de urbanismo, responsables de contructoras, inmobiliarias y otras faunas ibéricas.

Mientrastanto, la novia, el gobierno, mirava para otro lado, distraida por los numeros regalos y atenciones que le fueron ofrecidos por su futuro esposo en la prèvia a modo de estrategia de distracción,

La noche de bodas del bodorrio entre políticos y banqueros.

Champán del carrefoul  en la bañera, globos de aniversario en la cama, y un lujoso aperitovo a base de ganchitos de ganchitos y estrellitas. Los banqueros toman la iniciativa, impulsados por el fervor del licor traicionero. Sexo, sexo y mucho sexo, los políticos jadean al ritmo endiablado que les imprimen sus nuevos esposos. Desde la ventana se oyen gritos de la plebe, animando a los contrayentes a perder su virginidad, al grito de "Tú si que vales".

El gobierno, exhausto, tira lo toalla y le da a los bancos la iniciativa. Van al fondo de rescate europeo a pedir dinero para comprar más "pastillas azules" par aseguir con la jodienda.

El enjendo de la unión.

Tras meses de sexo desenfrenado, los políticos empiezan a marearse. La cigueña llama a la puerta, traiendo consigo un hermoso regalo en forma de "Gran bola de mierda", fruto de tantas facturas impagadas, que forman una gran mole de papel. Sus padres, al ver la criatura impagada, la abondan a su suerte, siendo adoptada por el pueblo.

Y fueron felices y comieron lombrices.

 

Escribir un comentario

Los comentarios se someten a un proceso de revisión para evitar spam y/o mensajes ilegales. Por este motivo no se publican inmediatamente. No se censura opinión. Disculpen la molestia.