valoryprecio
 

El buen consumidor


El buen consumidor no piensa, consume.El buen consumidor consume el mundo.

Eres un individuo, pero también eres miembro de una comunidad global. Lo más importante de todo es que eres “Un consumidor”. Como miembro de esta comunidad, tu objetivo es consumir. ¿Por qué? Porque el sistema colapsará si tu dejas de consumir, y las consecuencias serian desastrosas.El sistema que maneja tu país confía en que tú seas un buen consumidor. Veamos cómo podemos conseguir ser buenos consumidores en 5 minutos.

 

Guía práctica para ser un buen consumidor.

Compra continuamente y trabaja para pagar dicho consumo.

El buen consumidor siempre está comprando nuevos productos. Cuando no está comprando, siempre está trabajando duro ganando dinero para poder financiar su futuro consumo.

La rega de oro del consumo y el buen consumidor.

Concentrarte en  comprar las cosas que quieres en vez de las cosas que realmente necesitas. En el mundo existen un montón de organizaciones trabajando duramente en ello, para asegurarse que tu lista de compras sea grande, no les decepciones.

Consume para ir la moda.

El buen consumidor está a la moda. La moda cambia continuamente y el consumo debe cambiar con ella. La moda es importante porque nos dice cuando reemplazar productos antiguos por nuevos. Normalmente estos cambios deben hacerse al llegar cada temporada.

Leer revistas y periódicos regularmente te mantendrán al tanto de las nuevas tendencias y te ayudarán a discernir que nuevos productos son mejores. Las celebridades y los famosos establecen la moda del mañana. Pon atención a lo que dicen. Hombres, también es aceptable para ustedes estar a la moda. No se avergüencen de seguir las mismas rutinas que sus parejas.

Sabrás cuando estés atrasado en la moda porque empezarás a sentirte fuera de lugar. Comenzarás a sentir como si no encajaras más. Las consecuencias de esto, pueden ser devastadoras, y no sólo para la economía, sino para tu propio bienestar. El buen consumidor evita estar fuera de la moda a cualquier coste.

Consume y confía en los productos de marca, las marcas son tus amigas.

Recuerda, consume y sigue la moda.Consume productos de marca.Las marcas conocidas son tus amigas, sus fábricas trabajan continuamente para asegurar que el stock de las tiendas esté lleno de cosas para que tú las compres. Las marcas son tan eficientes productoras, que hacen que las elecciones sean interminables. Elegir está bien, pero si tienes dudas al elegir, puedes confiar en que tus marcas favoritas elijan por ti. Ellas saben que es lo mejor.

Puedes y debes llevar ropa con sus marcas y logos impresos en el pecho, y pagarles por ello. Recuerda, confía en las marcas.Hábitos del buen consumidorEl buen consumidor no espera a que se dañen sus cosas para cambiarlas. Si no que está siempre actualizado y a la última.

No trates de arreglar un aparato, compra uno nuevo.

El buen consumidor nunca trata de arreglar las cosas cuando se le dañan, sino que compra la última versión. Esta decisión te va a resultar fácil de tomar gracias a la obsolescencia programada (pueden googlear el término). Las marcas se aseguran que sus aparatos tecnológicos y electrodomésticos tengan una vida útil corta para poder seguir vendiendo más cantidades para reemplazar los productos viejos que ya no funcionan. La vida útil de un elemento de consumo se estudia al detalle para que sobrepase la garantía, pero para que alguna pieza del producto deje de funcionar al cabo de un tiempo prudencial. Obsolescencia programada es poner fecha de caducidad a los productos desde el mismo despacho done se diseña.

El buen consumidor no comparte.

El buen consumidor nunca comparte sus cosas con otras personas, porque es mejor que cada uno compre sus propias cosas.

El buen consumidor beneficia el medio ambiente.

Consumir es muy bueno para el medio ambiente, cuanto más consumimos más se puede reciclar.

El buen consumidor pide dinero a crédito.

El buen consumidor trabaja muy duro para conseguir dinero, pero nunca ganará lo suficiente para gastar tanto, por lo que tarde o temprano deberá pedir dinero prestado para seguir consumiendo al nivel que se merece.

El buen consumidor disfruta comprando.

El buen consumidor disfruta, disfruta comprando todo lo que se merece, compra y premia con regalos a sus parientes y amigos. Enseña a sus hijos el “valor” de las marcas. Recuerda, tus hijos son los consumidores del mañana.

Que tú psicólogo sea el consumo.

El buen consumidor sabe que las personas “valen en función de su dinero y posesiones”.La seguridad del consumidorEstamos obligados a convertirnos en los mejores consumidores existentes, y cuando esta presión nos produce demasiada ansiedad, es porque no estamos consumiendo lo suficiente. No trates de contaminar tu ansiedad a los otros, ya que el éxito del “sistema de consumo” se basa en que te sientas bien al consumir.A la primera señal de depresión, el buen consumidor debe visitar el centro comercial para una “Terapia de Compras”. El consumo te hará feliz, y consumir es tú función en la sociedad. Sin consumidores nuestros glamurosos estilos de vida colapsarían.

Consume, consume algo y ahora!Y recuerda… el buen consumidor no piensa, solo consume. Esta es la guía para ser un buen consumidor, si creen que les puede ser útil a más gente, por favor, compartan tal saber. [Ironic mode off]

Escribir un comentario

Los comentarios se someten a un proceso de revisión para evitar spam y/o mensajes ilegales. Por este motivo no se publican inmediatamente. No se censura opinión. Disculpen la molestia.