valoryprecio
 

Afrontar el diagnóstico de una enfermedad mental


10 consejos para encarar el Diagnóstico de Enfermedad Mental.

Afrontar el diagnóstico de una enfermedad mentalComo encarar el diagnóstico de una enfermedad mental grave a un familiar. ¿Qué podemos hacer?

1) Verificar el diagnóstico de enfermedad mental.

Asegurarse de que el diagnóstico proviene de un profesional calificado y reconocido. A todos los efectos debe tratarse de un psiquiatra o psicólogo, y si se puede, buscar una segunda opinión de forma independiente para verificar el primer diagnóstico.

  2) Reflexionar sobre la nueva situación.

No actúe. No hay problema que resolver haciendo “algo” tras el diagnóstico de enfermedad mental. Trate de sentarse y sentir la angustia del diagnóstico, pare atención a sus sentimientos. Puede centrarse en la sensación de la silla contra sus piernas, o en la pared contra su espalda. Observe cómo los pensamientos van y vienen, cambiando de forma constante. Sólo hay que sentarse y respirar por unos minutos.  Sienta el dolor y llore si lo necesita.

 3) La enfermedad mental no es la persona en su totalidad.

Al igual que el cáncer no es toda la persona, la enfermedad mental o la esquizofrenia no puede describir completamente a la persona diagnosticada. Él / Ella sigue siendo una persona compleja con calidades humanas y recuerdos complejos. Si el familiar es el bromista de la familia, el diagnóstico de enfermedad mental no debe quitarle eso. Si es un buen cocinero, debe seguir siéndolo.

 4) El diagnóstico de enfermedad mental a menudo causa sensación de alivio al paciente.

El diagnostico de la enfermedad mental proporciona un nombre a las luchas del afectado, lo encauza dentro de un colectivo de afectados con su misma lucha, le define el tratamiento a seguir y la esperanza.  Tras el diagnóstico, el paciente no necesita de compasión, necesita de ayuda para afrontar su lucha.

5) Definir objetivos a corto y largo plazo.

Tras el inicio del tratamiento contra la enfermedad, hay que definir objetivos a corto y largo plazo, ayudando al afectado a conseguirlos.

Ideas para objetivos a corto plazo:

¿Cómo puedo saber si el tratamiento está funcionando? ¿Qué síntomas puedo tratar de aliviar y cómo? ¿Cómo puedo controlar los efectos secundarios? ¿Cómo hago saber a mis seres querido que estoy luchando contra la enfermedad? ¿Cómo me gustaría invertir mi tiempo? ¿ Debo participar en grupos de ayuda? ¿Terapia? ¿ Yoga? ¿Cómo puedo seguir haciendo las cosas que amo?

Ideas para objetivos a largo plazo:

¿Cómo afecta esto mi salud / carrera / matrimonio / decisión de tener hijos? ¿Cómo puedo controlar el progreso de la enfermedad? ¿Cómo puedo participar en conseguir que el tratamiento sea más eficaz? ¿Cómo puedo vivir con la enfermedad sin dejar que ella me defina por completo?

6) Pregunte lo que puede y/o no puede hacer.

A pesar del diagnóstico, es todavía un adulto capaz y autónomo (a no ser que la ley o un médico opinen lo contrario). Siempre hay que considerarse y ser tratado como tal. Pregunte lo que es bueno para usted y dispóngase a invertir esfuerzos en hacerlo. Igualmente, pregunte lo que le resultará desaconsejable y evítelo.

7) Preocuparse por sí mismo no es egoísmo!

Dese permiso para hablar con su médico o terapeuta sobre las repercusiones que la enfermedad puede tener para uno mismo. Haga una lista de sus preguntas, y formúlelas a un experto. Una vez que tenga sus respuestas, escríbalas en un lugar seguro. Recuérdese a sí mismo que sus preocupaciones tienen expuestas y que se pueden leer en cualquier momento.

8) Crea tu propio sistema de apoyo.

Algunos días son buenos, otros días, no tanto. Aguante.  Tómese un tiempo para las personas, los lugares y las cosas que le aportan alegría a su vida. Introduzca pequeños momentos de felicidad en cada uno de sus días.

9) No descuidar sus otras relaciones.

La enfermedad mental no es motivo para evitar la relación con  amigos, niños, mascotas... y dedicar tiempo a mantener las relaciones importantes con seres queridos. La vida es un viaje largo, y el que viaja con usted merece toda la atención y dedicación. Es más fácil dar amor incondicionalmente cuando lo ha recibido incondicionalmente.

10) Enfocar el problema con perspectiva.

Para todo lo que perdemos, ganamos algo y viceversa. Recuerde otros tiempos o situaciones difíciles que ha logrado superar. Esfuércese al máximo en combatir su enfermedad, y a continuación deje que la vida se desarrolle cómo deba.

Les animamos a que dejen su opinión al pie de este artículo para tratar de ayudar a las personas que sufren diagnósticos de enfermedad mental a encarar la mejor forma de luchar, minimizar sus efectos nocivos y maximizar su felicidad.

Escribir un comentario

Los comentarios se someten a un proceso de revisión para evitar spam y/o mensajes ilegales. Por este motivo no se publican inmediatamente. No se censura opinión. Disculpen la molestia.